M3 MAR 2020

Folclore de Siria para el ciclo Mundos

El ciclo Mundos vuelve en julio al Auditorio Alfredo Kraus con Broukar, un grupo de música tradicional árabe proveniente de Siria que nos acercará a las tradiciones de ese país. De la mano de los danzadores derviches, conoceremos también esta danza cuyo principal atractivo son los continuos movimientos de rotación de los bailarines. Será el 4 de julio de 2020 en la Sala de Cámara. 

Folclore de Siria para el ciclo Mundos

El ciclo Mundos vuelve en julio al Auditorio Alfredo Kraus con Broukar, un grupo de música tradicional árabe proveniente de Siria que nos acercará a las tradiciones de ese país. De la mano de los danzadores derviches, conoceremos también esta danza cuyo principal atractivo son los continuos movimientos de rotación de los bailarines.  El grupo interpreta música tradicional árabe (canto y música instrumental), con temas seculares y religiosos. De hecho, el canto sufí viene de sufismo, una práctica del Islam, y se asocia directamente con la danza de los derviches. Esta danza se basa principalmente en los movimientos de rotación y de la mano en referencia al nombre de Dios.

Broukar fue fundada en 2007 en Damasco, Siria, emergiendo en una ciudad que siempre ha estado en el corazón de la innovación cultural y artística.  El nombre proviene del brocado (pronunciado broukar en árabe), una tela antigua hecha de seda y decorada con hilos de plata y oro. Los patrones fueron inspirados por la herencia y los paisajes sirios. Broukar reúne a músicos que tocan instrumentos tradicionales, como el qanun, ‘ud, nay, kaman, riqq, tabla y dos bailarines derviches giróvagos. Juntos enfatizan interpretaciones auténticas de la música tradicional maqam, explorando sus técnicas de composición e improvisación. Su repertorio también incluye música clásica, neoclásica y popular, como parte del renacimiento de la herencia musical de Oriente Medio.

El baile de los derviches giróvagos (Mawlawi) es parte del legado del poeta místico Mawlana Jalal al-Din al-Rumi y se ha convertido en parte integral de la historia y la cultura de la región. La ceremonia mística del derviche representa un viaje de ascenso espiritual a través de la mente y el amor. Al girar alrededor del corazón, de derecha a izquierda, el bailarín crece a través del amor, abandonando el ego y abrazando toda la creación con afecto y amor. El bailarín luego regresa de este viaje espiritual como una persona que ha alcanzado la madurez y una mayor perfección, para amar y servir a toda la creación, sin discriminación en términos de creencias, razas, clases y naciones.

Broukar divulga la música tradicional siria y la ceremonia del derviche giróvago en todo el mundo participando en festivales internacionales. En julio de 2020 llega al Auditorio Alfredo Kraus para sorprender con su música y danza. 

En este sitio web usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.OK